Lecciones de la pandemia: reestructurar, rediseñar e innovar en las empresas

La pandemia por Covid-19 no solo deja secuelas negativas, sino también positivas porque ha impulsado la innovación en las empresas. No es hora de lamentar las consecuencias, sino de adaptarse para sobrevivir y crecer.

03.02.2020

de lectura

Greenti

La gran mayoría de las empresas a nivel mundial han tenido que sortear una dura prueba desde marzo de 2020, pues la pandemia por Covid-19 trajo incertidumbre y ansiedad en los equipos de trabajo, pero también oportunidades para innovar y transformar con el fin de aumentar la capacidad de adaptación de las organizaciones.

¿Qué hacer en medio de la contingencia? ¿Paralizar inversiones? ¿Lanzar nuevos productos? ¿Atender nuevos segmentos? ¿O sencillamente sentarse a esperar que la crisis se disipe?

Muchas de estas interrogantes surgieron en la mente de algunos líderes de empresas, quienes vieron como la emergencia paralizó casi que en su totalidad sus operaciones afectando la productividad, pero adicionalmente generando un fuerte impacto en su rentabilidad.

Aunque la incidencia varía de acuerdo con las características de cada compañía, la lógica en estos momentos de incertidumbre es la reconfiguración del modelo de negocio, mediante la reinvención de procesos, servicios y productos buscando adaptarse a los cambios que están en marcha.

Tomando en cuenta esa necesidad, es pertinente asumir que la pandemia ha sido una crisis muy diferente a las anteriores, sobre todo en comparación con la última gran coyuntura global que ocurrió entre 2008-2009 y que tuvo como epicentro el colapso financiero.

¿Cuáles lecciones importantes deja la contingencia para el mundo empresarial? Te explicamos algunas que son claves.

Tres buenos ejemplos de cambios en tiempos de crisis

Durante la crisis financiera que inició en 2008 y terminó en 2009, muchas fueron las empresas que desaparecieron, pero también otras decidieron invertir, enfocarse en nuevos productos y hasta comprar compañías. Los resultados fueron satisfactorios a corto plazo.

¿Te gustaría conocer tres buenos ejemplos de cambios diseñados y ejecutados en contingencia?

Te presentamos algunos casos explicados por Ernst & Young (EY), consultora global de negocios:

EJEMPLO #1: Microsoft.

Durante el colapso financiero el gigante de tecnología incrementó su presupuesto de I+D entre 10-15% entre 2008 y 2009, teniendo el cloud computing como uno de sus principales enfoques. Una década después los resultados son más que satisfactorios, ya que su servicio en la nube para abril 2019 significó ingresos por US$38,46 mil millones.

EJEMPLO #2: InBev.

Esta corporación cervecera europea se apalancó en la coyuntura para fortalecer su posicionamiento global. ¿Qué hicieron de interesante en esa área? Pues compraron la compañía Anheuser-Busch por US$52 mil millones. De esa forma se convirtió en el mayor fabricante de cerveza del mundo.

EJEMPLO #3: Amazon.

El gigante del comercio electrónico lanzó en 2008 uno de sus productos más emblemáticos como es Kindle. El lanzamiento era parte de una estrategia a largo plazo, buscando introducir una plataforma a través de la cual podrían ofrecer servicios digitales. Un año después, Kindle era el artículo número uno en ventas, tanto por volumen, como en monto.

¿Pero esas son empresas enormes que pueden tomar esos riesgos? En parte es cierto ese cuestionamiento, pero también es real que las oportunidades siempre están, sin importar el tamaño de la organización, pues la diferencia radica en saber identificarlas y poder aprovecharlas.

Reestructuración, rediseño e innovación

Ahora bien, ¿Qué hacer para que la compañía sobreviva y crezca en la etapa post pandemia? ¿Es posible establecer una estrategia de sobrevivencia y crecimiento al mismo tiempo?

Daniel Úbeda, socio de consultoría estratégica de Everis da pistas sobre el camino a recorrer: “Para mitigar esta crisis las empresas han de innovar, reestructurar el negocio repensando su modelo, rediseñar la organización y redimensionar sus recursos para competir en la “nueva normalidad” post-COVID’19”.

Lo primero es controlar los niveles de incertidumbre, que aparecieron durante el avance de la contingencia y que aún pudieran mantenerse. En ese sentido, el estudio “Avanzar en Tiempos de Incertidumbre”, realizado por la consultora EY en Perú y en el cual participaron unos 500 ejecutivos de empresas, arroja que 89% de los directorios padeció de altos niveles de incertidumbre y ansiedad, que nunca habían vivido en los últimos 20 años.

Una de las secuelas de la mezcla de ambas reacciones, es que genera una mirada cortoplacista en la mayoría de los líderes, lo que puede impedir la identificación y aprovechamiento de oportunidades y la toma de decisiones claves para la organización.

¿Cuál es la orientación más recomendable en tiempos tan difíciles? Reunir las experiencias de cada uno de los líderes, repensar el negocio, reconfigurar modelos operativos y cambiar gracias a la tecnología, como expone Gartner, compañía global de investigación y asesoramiento empresarial.

Gartner y la respuesta a la pandemia

Esta empresa global recomienda estructurar la respuesta a la pandemia en tres fases: responder, recuperar y renovar. La profundidad y duración de cada una dependerá del país, la industria y organización.

Veamos las acciones que Gartner recomienda poner en marcha:

RESPONDER: Se trata de emprender acciones enfocadas en mantener a las personas seguras y que las áreas esenciales del negocio sigan funcionando.

RECUPERAR: Implica un esfuerzo más organizado y coordinado para estabilizar operaciones, mediante un plan auto escalable para la recuperación y restablecimiento del crecimiento.

RENOVAR: Diseño y ejecución de un plan estratégico que conlleve cambios en operaciones y flujos de trabajo, con el propósito de sentar bases sólidas no solo para el restablecimiento y crecimiento, sino también para enfrentar futuras crisis.

¿Cómo alcanzar el éxito en medio de la contingencia? Una de las vías más recomendables es desarrollar la resiliencia organizacional.

Comprendiendo la resiliencia organizacional

¿Sabes qué es la resiliencia organizacional? Te dejamos la definición que aporta la Universidad de Granada, España, en su blog “Empresas y Futuro Sostenible:

… “La resiliencia organizacional es la capacidad de una organización para responder a una situación problemática, con frecuencia inesperada.

Adicionalmente, la Universidad de Granada destaca que la resiliencia organizacional en medio de la pandemia por Covid-19, se ha convertido en una de las capacidades más apreciadas para superar la contingencia.

Frente a los cambios globales que están en marcha, es importante que las organizaciones vean la resiliencia organizacional no solo como parte de su gestión de riesgos, sino también como una oportunidad para garantizar la sobrevivencia y rentabilidad a largo plazo.

Desarrollar la resiliencia organizacional

Tomando en cuenta el valor de la resiliencia organizacional en las empresas, la profesora del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA) y la Universidad Católica Andrés Bello de Venezuela, Olga Bravo, recomienda cinco prácticas que favorecen su desarrollo:

  1. Reconoce los cambios en el entorno como, por ejemplo, las secuelas que dejará el Covid-19 que para muchos cambiará la topografía de los negocios y la sociedad.
  2. Identifica y cuestiona tus creencias, sobre todo en cuanto a métodos laborales, como el teletrabajo, y la justicia para los trabajadores con el fin de generar ambientes de trabajo positivos.
  3. Practica la irreverencia no solo para transformar empresas o crear negocios disruptivos, sino también para desarrollar características diferenciadoras o estrechar vínculos con clientes y stakeholders.
  4. Cultiva el aprendizaje e innovación, buscando aprovechar las lecciones de la crisis y lo aprendido del negocio, empleados y el sector económico al que pertenece.
  5. Recuerda siempre que nadie gana solo una batalla, sino que requiere de colaboradores comprometidos y capacitados, además de clientes devotos, proveedores leales y comunidades identificadas.

Asumir la idiosincrasia de startups

Ante los efectos de la pandemia por Covid-19 en la mayoría de las empresas, la compañía aseguradora española Mapfre recomienda, sin importar el modelo de negocio, asumir algunas particularidades de la idiosincrasia que caracteriza las startups.

En ese sentido, Marta Domínguez, profesora de IE Business School, recomienda utilizar en estos tiempos de crisis y cambio los tres modelos de exploración de emprendedores:

  1. “Cambiar o adaptar lo que no funciona”.
  2. “Hacer las cosas más fáciles para el cliente”.
  3. “Hacer las cosas más asequibles para el cliente”.
Indica la especialista que la metodología de los tres marcos es un modelo que le puede dar, a cualquier empresa, los mismos beneficios internos en la gestión de incertidumbre que proporciona a las startups.

Si se trata de sobrevivir a la coyuntura actual, el camino adecuado es la reestructuración de su modelo de negocio, el rediseño de sus procesos y la innovación para adaptarse a los cambios.

¿Estás preparado para la post pandemia? En Greenti podemos acompañarte en ese proceso de transformación y crecimiento, no solo para superar los efectos del Covid-19, sino también para superar crisis futuras.

Recuerda que en Greenti expandimos posibilidades.

OTRAS NOTAS QUE TE PUEDEN INTERESAR